Archivo de publicaciones


ARCHIVO DE PUBLICACIONES (Clic para expandir/ocultar)

Clasificadas por categoría


Amor Crítica Descripción


Ética y moralidad Experimental Filosofía de vida


Gore/Sexo Instropección Muerte/Decadencia/Soledad


Parábola Random Terror/Oscuridad


Mis comienzos


Clasificadas por género


Relatos Diálogos Soliloquios


Metáforas Otros


Búsqueda personalizada


Buscar en la web Buscar en el blog


12 abr. 2012

Dhäelinn

¿Dónde estás, viejo amigo? ¿Dónde están tu espada y tu escudo, dónde el mundo que un día creamos juntos?

Estoy en ti. Mi espada está en tu interior, también mi escudo. Y el mundo aún sigue ahí, esperando que vuelvas a recorrerlo junto a mí.

Pero ¿por qué ahora lo veo tan lejano? ¿Por qué ahora te siento sólo como una sombra? ¿Por qué ya no corta el filo de tu espada? ¿Por qué tu escudo está quebrado? Amigo… Te he fallado…

No… No me has fallado. Y yo no te fallaré a ti.

Pero ¿por qué ya no te siento junto a mí? ¿Por qué el vacío ocupa ahora el lugar que tú ocupaste un día?

Tú me mataste. Por eso.

Pero te necesito conmigo…

Y estaré contigo.

Dhäelinn… Lo siento…

No te preocupes, todo va bien… Y así seguirá. Sólo debes recordar quién eres.

Pero no lo sé… No sé quién soy, no sé quién fui, ni quién seré…

Entonces recuerda qué eres.

No puedo…

Puedes… Sabes que puedes. Está en ti.

Huye de mí…

Volverá.

Pero Dhäelinn… Sabes…

Lo sé… Y no sé qué decir a eso. No quedan respuestas. No están en mí… Debes buscarlas.

¿Dónde?

No quedan respuestas en mí…

Dhäelinn… Te necesito…

Sabes que no puedo hacer más por ti…

¡Sabes que sí!

Tú me mataste. Pero aún sigo vivo en ti. Yo no puedo hacer más, pero busca en tu interior… Ahí hallarás respuestas…

No te encuentro, Dhäelinn… Ya no te siento…

Búscame… Aún sigo vivo en algún lugar dentro de ti.

Dhäelinn… Te necesito… Nunca quise matarte, Dhäelinn…

No, pero nueve años es mucho tiempo…

Nunca te he olvidado… Eres una parte de mí que jamás podré dejar atrás…

Lo sé… Por eso debes buscarme… Tú sabes quién fuiste, pero no lo recuerdas. Recuérdalo y recordarás quién eres.

No se puede recordar aquello de lo que no se tiene conocimiento… Dhäelinn, necesito saber qué hacer…

Sólo tú puedes saberlo… Busca en tu interior, yo estaré ahí. Busca en las estrellas, ellas te guiarán… Busca… Busca en lo más profundo de tu mente, en lo más profundo de tu corazón. Aún quedan fragmentos intactos. Búscalos. Yo estoy entre ellos. Y siempre lo estaré. Tú… Debes salvar lo que queda de mí. Mi espada volverá a cortar y mi escudo volverá a protegerte. Te lo prometo.

Pero no será para siempre…

Nada es para siempre.

Dhäelinn, ahora te siento… Noto tu presencia… Estás ahí…

Lo estoy. ¡Búscame! Búscame y me encontrarás…

Dhäelinn… Mi pasado, mi presente y mi futuro… Sabes que no sería nadie sin ti… Sabes que por ti soy quien soy…

¿Y quién eres?

No podría decirlo. Tampoco sabría…

Búscame… Sigue mis ojos… Mi marca… Sigue el hielo… Las estrellas… Tãrem… Sabes que estoy ahí, entre las ruinas. Sabes que aún sigo caminando entre los árboles del bosque, junto al lago, al pie de las montañas. Sabes dónde encontrarme… Encuéntrame.

No es fácil… Todo está en ruinas…

Y en ruinas seguirá hasta que lo reconstruyas. Hazlo… Por mí… Por ti… Hazlo por lo que eres… Por lo que puedes llegar a ser…

No sé qué puedo llegar a ser…

Sabes que una cosa es segura.

Lo sé… Pero es esquiva a veces…

Volverá. Sabes tan bien como yo que volverá.

Sí… Pero eso no es suficiente…

Lo sé… Tal vez el camino escogido no sea el correcto…

¿Y cuál es, Dhäelinn?… ¿Cuál es el camino que debo seguir?…

El camino se hace caminando…

Pero hay caminos sin destino… Y ahora yo estoy perdido en el mío…

Sólo caminando sabrás hacia dónde debes guiar tus pasos…

Mis pasos me conducen por sendas inciertas…

Ya se volverán ciertas…

Tengo miedo de perderme, Dhäelinn…

No es perderte lo que temes.

No… Tengo miedo de caer…

Te levantarás y seguirás caminando…

Pero ¿quién sanará la herida?

Yo te ayudaré… Yo estaré ahí…

Lo sé, pero…

Lo sé.

Dhäelinn…

No hay comentarios:

Publicar un comentario